domingo, 11 de agosto de 2013

Tartas en Tarritos (Mini delicias de Frambuesa y Mascarpone con choco-cucharitas) Vacaciones para perderse en ninguna parte...


" Desembarcamos en Tánger un mediodía ventoso del principio de la primavera. Abandonamos un Madrid gris y bronco y nos instalamos en una ciudad extraña, deslumbrante, llena de color y contraste, donde los rostros oscuros de los árabes con sus chilabas y turbantes se mezclaban con europeos establecidos y otros que huían de su pasado en tránsito hacia mil destinos, con las maletas siempre a medio hacer llenas de sueños inciertos. [...] Tánger, donde los minaretes con las mezquitas y el olor de las especias convivían sin tensión con los consulados, los bancos, las frívolas extranjeras en descapotables, el aroma a tabaco rubio y los perfumes parisinos libres de impuestos"
El tiempo entre costuras. María Dueñas.









Es Verano. Y en todas partes se aspira el dulce y tórrido aroma a Vacaciones.
Un respiro en el centro de los doce meses del año.
Un descanso, nos decimos.
Pero, resulta cada vez más difícil, más incierto, encontrar un remanso de paz en el multi-universo (digital, social, mediático...) en el que hemos convertido nuestras vidas.
Soñamos con islas paradisíacas, minúsculas gotas de tierra salpicadas en el inmenso Pacífico; con exóticos destinos en coloridos países, con nombres difícilmente pronunciables en nuestra lengua.

Proyectamos, hipotecamos nuestras horas de descanso e invertimos sin medida en una versión altamente publicitaria de nuestros sueños.

Dudo mucho que esa calma tan ansiada quede tan alejada de las puntas de nuestros dedos...
Optemos.
Desintoxiquemos nuestra mirada.
Un paseo por el campo que queda cerca de casa...
Una visita fugaz a la montaña...
Una escapada a un rincón perdido en la costa más cercana...
Nuestra geografía está cuajada de lugares con encanto.
Grutas mágicas; pueblos blancos, diminutos, centenarios... ; costas norteñas, pedregosas; o, más al sur, bañadas por la luz de un sol mediterráneo. Campiñas, prados o dunas de terciopelo...
Es allí, en esos lugares llenos de magia y polvo de hadas donde dibujamos y desdibujamos retazos de una vida que sabemos que ya es nuestra.  

Deseos, planes, sueños... que se adormecen y levan suavemente, como pan al horno.

Dejamos que maduren al Sol, como fruta en Primavera.
Y los degustamos, presurosos, de un sólo bocado para, en seguida, modelar otros. Nuevos planes, nuevas vistas de nuestra tímida existencia.
O...también podemos, simplemente, no hacer nada.
Dejarnos engullir por la inmensidad del Silencio.
Llenándonos, hasta saciarnos, de gotitas de Tiempo.
Un Tiempo que transcurre inexorable pero que, hoy, es ajeno a nosotros.

Desconectar.

Mantenernos al margen de las voraces necesidades de nuestro entorno. Esas que, a fuerza de la costumbre, hemos tomado como nuestras.
Hoy no.
Hoy abrimos un cercado a la hambrienta rutina (esa capaz de engullir con su letargo todos nuestros sueños)

Hoy vamos a regalarnos un cesto de verdor del valle, de algodón de nubes, de celeste brisa temprana, de brebaje de lluvia...y de nieve. Y de dulces de algas y sal marina.

Para acompañar nuestro día, nada mejor que mimar nuestros sentidos degustando la sencillez de todo aquello que podamos llevar en una cesta de picnic.









Tartas en Tarritos:
Para la elaboración de estos tarritos (4 unidades, de 500 ml cada uno) necesitaremos:
  • Crema de Mascarpone.
  • Base de galletas.
  • 1 tarro de mermelada de Frambuesa (puede emplearse cualquier otra mermelada a tu elección)
Crema de Mascarpone:
Ingredientes:
  • 250 gramos de queso mascarpone fría (1 tarrina)
  • 200 ml de nata para montar fría.
  • 2 claras de huevo.
  • 50 gramos de azúcar glass
  • ¼ cucharadita de vainilla en pasta.
 Elaboración:
  1. Mezclamos el mascarpone con la nata y la vainilla; batimos bien hasta obtener una crema suave, bien integrada. Reservamos.
  2. En otro bol, montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal. Le incorporamos el azúcar glass.
  3. Añadimos las claras montadas a la mezcla de mascarpone y mezclamos con cuidado, con movimientos envolventes, hasta que quede esponjoso y bien integrado.
Base de Galletas:
Ingredientes:
  • 1 paquete de galletas tipo Digestive
  • 50 gramos de almendras (o cualquier otro fruto seco a nuestra elección)
  • 75 gramos de mantequilla reblandecida
Elaboración:
  1. En una picadora o robot de cocina, trituramos las galletas con las almendras hasta que queden bien picadas.
  2. Incorporamos la mantequilla y mezclamos bien, hasta obtener una pasta homogénea.
Montaje:
  1. Lavar y secar bien nuestros tarros. Podemos emplear tarros reciclados de conservas.
  2. Con ayuda de una cucharita, disponemos una pequeña cantidad de base de galletas en el fondo de cada tarro. Presionamos ligeramente.
  3. A continuación, disponemos una capa generosa de crema de mascarpone (1/4 en cada tarro)
  4. Cubrimos con mermelada de frambuesas (1/4 en cada tarro)
  5. Terminamos con una capa fina de base de galletas.
  6. Tapamos y refrigeramos durante 3 o 4 horas. Mejor si lo dejamos toda la noche.

Choco-Cucharitas:
Ingredientes:
  • 125 gramos de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 125 gramos de azúcar glass (no es necesario que sea industrial, podemos pulverizar azúcar normal en casa)
  • 1 huevo M
  • 300 gramos de harina
  • 25 gramos de cacao en polvo
  • 1 cucharadita de leche fría
Elaboración:
  1. - En un bol, batimos la mantequilla con el azúcar ligeramente, justo hasta que quede integrado.
  2. - Incorporamos el huevo y batimos hasta que quede incorporado.
  3. - En un recipiente aparte, tamizamos juntas la harina y el cacao. Vamos añadiendo a la mezcla a cucharadas, sin dejar de batir despacito.
  4. Añadimos la cucharadita de leche y amasamos hasta obtener una pasta.
  5. Extendemos la masa de galletas entre dos pliegos de papel de hornear, ayudándonos de un rodillo nivelador (a 0,6 cm) o unos palillos chinos (que usaremos de niveladores) De esta manera obtendremos unas galletas uniformes.
  6. Dejamos la masa extendida en el frigorífico un mínimo de 4 horas.
  7. Mientras...descargamos (pinchamos con botón derecho sobre la imagen de la cucharita que encontrareis más abajo y le damos a "guardar como") e imprimimos sobre un cartón o un papel resistente. Lo recortamos con delicadeza.
  8. Repasamos de nuevo nuestra masa extendida con el rodillo, para alisarla bien. Colocamos el dibujo recortado de la cucharita encima y vamos recortando la silueta con ayuda de un cuchillo afilado.
  9. Colocamos las cucharitas recortadas en una bandeja de horno y les hacemos un agujerito en la parte superior del mango con una pajita (esto es opcional, es una mera cuestión estética) Dejamos en el frigorífico unos 20 minutos más, para que no pierdan la forma con el horneado.
  10. Horneamos unos 12 minutos, con el horno precalentado a 180 grados.
  11. Dejamos reposar 5 minutos en la bandeja. Traspasamos a una rejilla hasta que enfríen completamente.
Estas galletas son perfectas para acompañar una taza de té, para decorar helados, batidos... Podemos tenerlas preparadas con antelación y guardarlas en un recipiente hermético. Resultan muy crujientes, resistentes, de sabor intenso, no demasiado dulce, chocolateado...
También podemos aromatizarlas añadiendo a la masa ralladura de naranja (bien limpita, la naranja) o atrevernos con una gotita de extracto de menta.





Con esta receta participo en el Concurso del Mes de Agosto de La Cuinera
¿Os animais a participar? El tema del mes: Nos vamos de Picnic!!!

12 comentarios:

  1. Me alegro de que te animaras a participar!! Que receta mas chula y original, y lo de la cuchara ya... Es lo mas!! Que guay!!
    Un besazo preciosa, me encanta con el mimo que lo haces todo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres un sol :)
      Un besote enorme para tí!!!

      Eliminar
  2. Qué original! Y que mejor forma de rematar el postre que comiéndose la cucharilla! Me encanta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Síii, a los niños (y a los no tan niños...jeje) les encanta el detalle de las cucharitas. Y son superfáciles de hacer!

      Eliminar
  3. super original, desde el tarrito, hasta la galleta... super guay... suerte en el concurso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! La verdad es que dan mucho juego los tarritos... para postres, galletas, mermeladas... una etiqueta mona, un lacito y listo :P
      Un besote!

      Eliminar
  4. ¡Qué bueno! Y muy fácil de transportar para un picnic. Da gusto conocer blogs como el tuyo gracias a los concursos.
    Un saludo

    Susana

    ResponderEliminar
  5. Vengo del concurso de lacuinera y me encanta tu receta. Está genial y de las cucharas ni te cuento. Mucha suerte para ti también.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Estas entre los 3 finalistas! :) que bien me alegro un montón, ya mismo voy a votar por ti!!!! Me parece una idea genial y súper práctica para un picnic, y la cuchara es una monada. Muchísima suerte. xx

    ResponderEliminar
  7. Enhorabuena finalista!
    Me gusta mucho tu idea del postre en tarritos, muy cómodo para llevarlo por ahí.
    Suerte y un beso

    ResponderEliminar
  8. Una pasada de tarritos y que cucharitas más monas, además comestibles. Voy a darme una vuelta por tu blog, Bss.

    ResponderEliminar
  9. Muchísimas gracias a todas!!!
    Ha sido genial estar entre las finalistas, sobretodo con tan exquisito jurado jeje. Pero lo que de verdad me llena son vuestros comentarios, saber que hay superblogueras al otro lado que leen mis trabajos :)

    Un besote, y mil gracias por estar ahí!!!

    ResponderEliminar